Preguntas infrecuentes


pi-005: ¿Los lithops son más grandes cuantos más años tienen?

Mayo de 2012


En términos generales sí, aunque puede haber excepciones. Y teniendo en cuenta que las comparaciones de tamaño hay que hacerlas exclusivamente entre ejemplares del mismo taxón (es decir, mismo género, especie, subespecie, variedad, . . . ).

En todo caso tenemos que aclarar qué entendemos por "grandes", ya que el tamaño de un lithops pude medirse bien por el diámetro facial de sus cabezas, o bien por el número de cabezas que tiene, siempre hablando de una única planta con un único sistema de raíces.

Conviene aclarar que cuando hablamos de cabezas nos referimos a: "cabezas", propiamente dichas; o a "cuerpos" ó a "pares de hojas", que todos estos términos son sinónimos.

Si nos fijamos en el diámetro facial

Si nos fijamos en el número de cabezas

Es importante destacar que, con alguna frecuencia, puede haber una sorprendente variación de tamaño, incluso en ejemples de una misma colonia.

Por ejemplo, cada una de las distintas cabezas individuales de un ejemplar multicabeza (poli-céfalo), con bastante frecuencia, aunque no siempre, suelen ser de menor tamaño que la cabeza de ejemplares mono-cabeza (mono-céfalo). Es posible que esto se deba a que la cantidad de agua y nutrientes absorbidos por el único sistema de raíces de la planta debe ser repartido entre varias cabezas y, por lo tanto, estás serán más pequeñas.

A veces parece que no hay ninguna condición diferente entre dos ejemplares con sorprendentes diferencias de tamaño, pero hay que tener en cuenta que pude que la simple diferencia de estar cultivándose en un sitio, o a sólo algunos metros, o incluso centímetros, de distancia, puede implicar unas condiciones ecológicas muy diferentes y, por lo tanto, también unos tamaños muy diferentes.

En general plantas cultivadas en suelos muy pedregosos o en situaciones muy expuestas tienden a ser menores que plantas cultivadas en suelos suaves, ricos y en situaciones más protegidas.

Otro aspecto importante a considerar es que los ejemplares jóvenes suelen tener una tendencia mayor a producir regeneraciones múltiples que otros ejemplares más adultos.

En todo caso, pueden existir otros factores que hagan que el tamaño de un ejemplar sea anormalmente grande o pequeño. En el libro "Lithops, Flowering Stones", del matrimonio Cole, se dice textualmente: "Tenemos la sospecha, sin embrago, de que los repentinos y rápidos desarrollos poli céfalos, en plantas individuales o en grupo de plantas, pueden ser atribuidas a algún imperceptible y no diagnosticable estado de mal salud, o puede que a un desequilibrio genético".

En cuanto a la edad


En la siguiente figura se reproducen seis fotos a escala en las que se puede apreciar las diferencias de tamaño (según el diámetro facial) de seis lithops que acaban de terminar su proceso de regeneración, o están a punto de hacerlo. Como se pude ver los tamaños son muy diferentes, tal como era de esperar por las características de sus respectivas especies, además, en el caso de las regeneraciones dobles, cada una de los dos cabezas de cada regeneración doble es sensiblemente inferior de lo que correspondería a una única cabeza, en el caso de que la regeneración no hubiera sido doble.

(c) Manolithops
Seis ejemplares con los siguientes tamaños de diámetro fácil en sus cabezas:

Arriba a la izquierda: ml-003 Lithops aucampiae (36 x 28 mm.) Ligerísimamente superior a lo que se considera un tamaño normal para un ejemplar adulto.

Arriba a la derecha: ml-010 Lithops lesliei ssp. lesliei v. lesliei Pietersburg form (34 x 22 mm.) Igual que en el caso anterior, se trata de un ejemplar ligeramente grande, pero dentro de lo que podríamos denominar tamaño normal para su especie.

Centro a la izquierda: ml-014 Lithops aucampiae (24 x 17 mm.) Cada una de los dos cabezas tiene un tamaño sensiblemente inferior a lo que se considera normal. Probablemente debido a que se acaba de producir una regeneración doble.

Centro a la derecha: ml-002 Lithops julii ssp. fulleri (28 x 18 mm.) A pesar de que se acaba de producir una regeneración doble, en este caso cada una de las dos cabezas tiene una tamaño que podemos calificar como normal dentro de su especie.

Abajo a la izquierda: ml-005 Lithops optica 'Rubra' (14 x 9 mm.) Ejemplar de pequeño tamaño, dentro de una especie cuyo tamaño normal ya es pequeño. Sin duda la falta de tamaño en cada una de las dos nuevas cabezas se debe a eso: ¡este año han salido dos cabezas en vez de una!

Abajo a la derecha: ml-006 Lithops dorotheae (12 x 8 mm.) Igual que en el caso anterior, estas dos cabezas son todavía más pequeñas del pequeño tamaño que podemos considerar normal en esta especie.


A continuación se muestra una tabla en la que se indican los tamaños característicos de cada una de las especies de lithops, tanto en cuanto a diámetros faciales como en cuanto a número de cabezas.

La misma tabla se presenta con tres clasificaciones diferentes:

(c) Manolithops
Por orden ascendente alfabético de especies


(c) Manolithops
Por orden descendente en cuanto al diámetro fácil máximo


(c) Manolithops
Por orden descendente en cuanto al número máximo de cabezas


Haciendo un resumen final, se puede concluir lo siguiente: