Fotogalería



Exposición nº 42


Autor: Manolithops


Título: "Lithops, especies versus especies"

Septiembre de 2021


Identificar Lithops no es una tarea trivial, a veces ejemplares de dos especies diferentes parecen idénticos y, otras veces, dos ejemplares de la misma especie parecen distintos.

Algunas especies son especialmente difíciles de identificar, debido a su similitud con otra, u otras, especies.

En la cuenta de Instagram @manolithops_ durante las últimas semanas hemos hecho comparaciones entre ejemplares de las siguientes especies de Lithops:

A continuación vamos a reproducir juntas todas las fotografías de esas publicaciones, para que puedan ser vistas todas juntas de una manera más cómoda que en Instagram:


(1) Lithops terricolor versus Lithops fulviceps




1.1 Criterio diferenciador: puntos.

Los Lithops terricolor suelen estar densamente salpicados de manchas (puntos) de color gris oscuro (hay quien dice que se asemejan a gotas de aceite). En cambio, los puntos de los Lithops fulviceps suelen ser menos densos y mas claros.

En todo caso, este factor diferencial no es siempre determinante ya que, con mucha frecuencia, los puntos de los Lithops terricolor y los de los Lithops fulviceps son tan similares que es muy difícil distinguirlos.




1.2 Criterio diferenciador: rubricaciones.

Los Lithops fulviceps presentan rubricaciones (como pequeñas líneas que parecen firmas diminutas); mientras que los Lithops terricolor no tienen dichas rubricaciones.

Este sí es un factor diferencial importante, aunque, tenemos que reconocerlo, no siempre las rubricaciones son tan claras como las que podemos ver en esta fotografía; a veces son muy sutiles y claras y no se ven a simple vista. Pero si nos fijamos bien y, en el peor de los casos, si utilizamos una lupa para observar, siempre las apreciaremos cuando se trata de un Lithops fulviceps.




1.3 Criterio diferenciador: textura.

Los Lithops terricolor tienen una textura muy suave, como aterciopelada, mientras que los Lithops fulviceps tiene una textura ligeramente rugosa.

Esto es algo difícil de apreciar en una fotografía, pero cuando tenemos los Lithops delante y, sobre todo, cuando los acariciamos con un dedo, la diferencia de textura se nota con mucha facilidad.


(2) Lithops aucampiae versus Lithops lesliei




2.1 Criterio diferenciador: color.

Los Lithops aucampiae tienen un color que varía entre el marrón, el rojo y amarillo. Mientras que el color de los Lithops lesliei varía entre el marrón y el verde.

A veces las tonalidades parduzcas pueden ser dominantes tanto en uno como en otro caso, y eso puede hacer difícil distinguirlos, pero, en general, en los Lithops aucampiae suelen dominar los tonos marrones, mientras que en los Lithops lesliei los tonos dominantes suelen ser más bien verdosos.




2.2 Criterio diferenciador: borde.

Una forma bastante útil para saber si estamos ante un Lithops aucampiae o ante un Lithops lesliei es fijarnos en los bordes superiores de sus hojas: si observamos una amplia red de finos ríos, que terminan en puntos, se tratará de un Lithops aucampiae, mientras que, si allí hay penínsulas, menos numerosas y más anchas que los ríos, se tratará de un Lithops lesliei.

De nuevo estamos ante un factor que no es definitivo en el 100% de los casos ya que, a veces, los Lithops lesliei tienen unos bordes superiores en las hojas muy similares al de los Lithops aucampiae, pero, en la mayoría de los casos, sí observaremos la diferencia que acabamos de describir.




2.3 Criterio diferenciador: cápsula de semillas.

Si tenemos la suerte de poder ver las cápsulas del ejemplar que estemos tratando identificar como Lithops aucampiae o Lithops lesliei, podremos concluir que es de los primeros (Lithops aucampiae) si se trata de cápsulas con seis cavidades, o que es de los segundos (Lithops lesliei) si tiene cinco cavidades.

No siempre esto es así, a veces encontraremos excepciones en cuanto al número de cavidad de las cápsulas de semillas de unos y otros, pero más del 80% de las veces las cápsulas de los Lithops aucampiae tienen seis cavidades y, también más del 80% de las veces, las cápsulas de los Lithops lesliei tienen cinco cavidades.


(3) Lithops julii versus Lithops hallii versus Lithops salicola




3.1 Criterio diferenciador: color.

Si nos fijamos en los colores, el cuerpo de los Lithops julii suele ser más claros que el de los Lithops hallii y que el de los Lithops salicola. Los Lithops julii tienen un fondo blanquecino-grisaceo con ventanas marrones claras, mientras que los Lithops hallii tienen un cuerpo beige-marrón con ventanas marrones algo más oscuras. Finalmente, los Lithops salicola suelen tener un color verdoso (a veces tirando a gris) y grandes ventanas más oscuras.




3.2 Criterio diferenciador: tamaño y bordes.

Si se trata de ejemplares muy adultos, los Lithops julii suelen tener un tamaño algo más pequeño que los Lithops hallii. Además, con frecuencia, los Lithops julii pueden tener la fisura bordeada con líneas o puntos más oscuros. Por su parte los Lithops salicola suelen ser ligeramente más pequeños que los Lithops julii y los Lithops hallii.




3.3 Criterio diferenciador: cápsula de semillas.

En caso de duda existe un tercer factor que nos puede resultar útil a la hora de diferenciar a los Lithops hallii ya que tanto los Lithops julii como los Lithops salicola suelen producir cápsulas de semillas con cinco cavidades; mientras que la mayoría de los Lithops hallii producen cápsulas de semillas con seis cavidades.


(4) Lithops pseudotruncatella versus Lithops gracilidelineata




4.1: Criterio diferenciador: color y dibujo.

(i) El color

Los Lithops pseudotruncatella suelen tener el cuerpo de color beige o gris claro, mientras que los Lithops gracilidelineata suelen tener el cuerpo algo más claro (de color entre blanco y rosa).

(ii) Los puntos

Los Lithops pseudotruncatella suelen tener ramas discontinuas y muchos puntos en la parte superior (a veces, para verlos bien, hace falta una lupa), mientras que los Lithops gracilidelineata también tienen líneas entrecruzadas en la parte superior, pero no suelen tener puntos.




4.2 Criterio diferenciador: tamaño y textura.

(iii) El tamaño

Tanto los Lithops pseudotruncatella como los Lithops gracilidelineata suelen tener un tamaño entre medio y grande, pero, en general, los primeros suelen ser un poco más pequeños que los segundos.

(iv) La textura

Los Lithops pseudotruncatella suelen tener una textura bastante suave mientras que los Lithops gracilidelineata suelen tener una textura algo más rugosa. A veces, en una fotografía, es difícil apreciarlo, pero acariciándoles se suele notar bien la diferencia.




4.3 Criterio diferenciador: mudas y número de cabezas.

(v) Las mudas

Tanto los Lithops pseudotruncatella como los Lithops gracilidelineata adultos suelen tener siempre mudas simples, pero en los ejemplares jóvenes es más frecuente ver una muda doble en un Lithops pseudotruncatella que en un Lithops gracilidelineata.

(vi) Número de cabezas

Los Lithops pseudotruncatella suelen tener entre dos y cuatro cabezas, mientras que los Lithops gracilidelineata rara vez llegan a tener más de una cabeza.